ANPE exige reconocimiento social a su labor, pacto de Estado y Estatuto docente

5 de Octubre, Día Mundial del Docente

Imagen de la sección

Ante el 5 de octubre, Día Mundial del Docente, ANPE exige reconocimiento social a la labor docente, un pacto de Estado que vertebre el sistema educativo y un Estatuto que regule la profesión docente.

Este año, el lema del Día Mundial de los Docentes, que se celebra en todo el mundo desde 1994, es “Enseñar con autonomía empodera a los docentes”. Las Naciones Unidas definieron la formación de los docentes como una de las prioridades de su Objetivo de Desarrollo Sostenible relativo a la educación.

Ante la situación de inestabilidad e incertidumbre política y de crisis institucional que vivimos en este momento, es necesario, ahora más que nunca, un Pacto de Estado político, social y territorial que preserve a la Educación de la confrontación ideológica permanente ante cualquier cambio, modificación o reforma que se tenga que acometer en nuestro sistema educativo. En la elaboración de este Pacto recordamos el papel fundamental del profesorado porque es la clave para llevar adelante cualquier reforma. Ninguna reforma educativa puede arraigar si en ella no se implica al profesorado.

La comunidad internacional se comprometió a alcanzar la educación universal primaria y secundaria de aquí a 2030. Para lograrlo, según datos del Instituto de Estadística de la UNESCO, deberán contratarse a nivel mundial alrededor de 69 millones de docentes de primaria y secundaria hasta esa fecha.

En España, en los próximos años, se necesitarán 200.000 nuevos docentes debido a que el 35 % del profesorado es mayor de 50 años. Por ello urge reflexionar sobre la selección del nuevo profesorado y garantizar amplias ofertas de empleo público, que junto con los actuales docentes deben contar con la elaboración de un marco imprescindible como es el Estatuto Docente, norma sistemáticamente incumplida en todas las legislaturas. Un Estatuto que regule el diseño de la profesión docente desde su ingreso hasta su jubilación, pasando por el desarrollo de una verdadera carrera profesional, que sirva también para vertebrar y cohesionar la profesión docente en todo el Estado.

Desde ANPE demandamos a la sociedad en su conjunto un esfuerzo por reconocer la importancia de la labor docente que todos los días realizan los profesionales de la educación en las aulas. ANPE seguirá trabajando para reivindicar todas las propuestas que contribuyan a la mejora de la calidad de la Educación y a las condiciones sociales y laborales del profesorado.

ANPE-Madrid, sindicato de profesores de la enseñanza pública

5 de octubre de 2017

Ver Nota de Prensa en PDF


Compartir: facebook facebook youtube