Reivindicaciones de ANPE-Madrid

Imagen de la sección

foto

Querido/a compañero/a:

La docencia tiene un relevante papel social y contribuye decisivamente al desarrollo de cada individuo y al progreso de la sociedad. Algo que, al parecer, no quieren entender nuestros gobernantes, insensibles con nuestro trabajo y con las dificultades que encontramos a diario en las aulas. 

Nuestra situación ha ido empeorando año tras año con una pérdida sin precedentes de derechos retributivos, laborales y sociales, reflejada en una mengua en derechos laborales y retributivos, el aumento del horario lectivo y de las ratios, la tardía cobertura de las bajas por enfermedad, las condiciones precarias del profesorado interino y una larga lista de recortes que seguimos padecido. 

Los docentes hemos sufrido en Madrid una reducción del 30 % en nuestro poder adquisitivo en los últimos cuatro años, como consecuencia de la rebaja del sueldo en 2010, las sucesivas congelaciones salariales y la injusta supresión de la paga extra de 2012. Para 2015 se anuncia la quinta congelación, otro duro golpe a las condiciones de trabajo del profesorado de la enseñanza pública.

 Y a todo esto se añaden los reproches y dudas sobre nuestra profesionalidad, que lesionan gravemente la consideración social de los docentes y nos han hecho tanto daño como los propios recortes.

 El trato directo con los alumnos es el hecho más importante y gratificante de esta profesión, que a pesar de todo nos entusiasma. Estamos apasionados por la educación, por la tarea que la enseñanza pública realiza para el bien común y por sus posibilidades de abrir horizontes en la sociedad.

 ANPE demanda al Gobierno Regional un incremento urgente de la inversión educativa, que ha descendido en miles de millones de euros desde 2010, la recuperación del poder adquisitivo del profesorado y la mejora de las condiciones en que se desarrollan los procesos de enseñanza-aprendizaje en nuestra comunidad. 

Es preciso que la sociedad entera —políticos, familias, agentes sociales y medios de comunicación— realice un esfuerzo por reconocer la importancia de la tarea que llevamos a cabo los docentes, y la educación se convierta en un proyecto común, que suscite los mayores consensos y nos ayude a superar esta crisis.

 Concurrimos a estas elecciones sindicales después de cuatro años de trabajo incansable pero con pocos frutos, debido a la intransigencia de una Administración regional que ha focalizado las medidas de ajuste presupuestario y los recortes en un servicio esencial como es la educación.

Por todo ello, ANPE exige:

 

Francisco Melcón Beltrán

Presidente de ANPE-Madrid

 


Compartir: facebook facebook youtube